clinica@fernandezdesoria.com
Preguntas frecuentes
Aquí te mostramos las respuestas a las preguntas más frecuentes en relacion a la salud bucodental de tus hijos.
DESCARGAR FOLLETO
La dentición de leche empieza a formarse alrededor de la sexta semana del desarrollo embrionario. Cuando el bebe nace los 20 dientes de leche ya están alojados en los maxilares. Habitualmente los primeros dientes que salen son los Incisivos centrales inferiores, los dos dientes inferiores delanteros, erupcionan entre el sexto y séptimo mes de vida. A los 30-36 meses es la edad en la cual el niño debe de tener toda su dentición de leche en boca.
El primer diente definitivo que sale son el primer molar (muela de los años) y el incisivo central inferior (dos dientes inferiores delanteros) que erupcionan alrededor de los 6-7 años de edad. Y a la edad de los 13 años es cuando termina de salir la última pieza definitiva, sin tener en cuenta las muelas del juicio.
Antes de la erupción se debe limpiar las encías una vez al día con una gasa húmeda o un dedal, y después de la erupción del primer diente se debe realizar la higiene bucal dos o tres veces al día con un cepillo infantil con pasta de dientes y los padres deben de cepillar a sus hijos los dientes hasta la edad de los 8 años.
Los dientes de leche tienen muchas funciones : ayudan a su hijo a poder masticar todo tipo de alimentos, guardan el espacio para que en un futuro salgan correctamente las piezas definitivas, ayudan que tenga una sonrisa bonita…Ante un antecedente de caries en un diente de leche, el diente sucesor permanente tiene el doble de probabilidad de salir con algún defecto, por ello es tan importante enseñarle técnicas de higiene a su hijo desde pequeño para que vaya adaptando medidas higiénicas para toda su vida.
En niños entre 0 y 3 años la pasta debe tener 1000 ppm de flúor y la cantidad debe ser como un grano de arroz. A partir de los 3 años de edad, la cantidad de pasta dental, entre 1000 y 1450 ppm de ión flúor, debe ser equivalente a un guisante. La concentración de ión flúor de la pasta de dientes vendrá determinada en función del riesgo de caries del niño y será el odontopediatra quién lo recomendará a los padres o cuidadores. A partir de los 6 años de edad la cantidad de pasta dental con 1450 ppm de ión flúor.
El cepillo dental debe ser adaptado a la edad de cada paciente, se debe renovar cada 3 meses. En los bebes se debe comenzar usando dedales o gasas húmedas. A partir del comienzo de la erupción dentaria los cepillos deben tener un cabezal pequeño con cerdas suaves y redondeadas y a partir de los 6 años de edad se debe emplear un cepillo con un cabezal de mayor tamaño, y los cepillos eléctricos si se quiere usar están indicados a partir de los 8 años.
Se recomienda cepillarse los dientes después de cada comida, durante 2-3 minutos.
Se recomienda hacer la primera visita al odontopediatra en el primer año de vida, para que el profesional explique a los padres los cambios que se irán produciendo en la boca del niño así como en el cuidado higiénico-dietético que se debe tener en cuenta y establecer las medidas preventivas correspondientes, y las revisiones deben ser cada 6 meses pero este depende del odontopediatra y de si el niño entra en el grupo de factor de riesgo que serian cada 3 meses.
La caries dental es la enfermedad infecciosa más común de la infancia, siendo 5 veces más frecuente que la segunda, el asma infantil. Los dientes de leche pueden sufrir caries igual que los definitivos. Es más por las características propias de los dientes de leche un vez que se inicia la caries esta tiene un avance más rápido y afecta al nervio mucho más deprisa que en el adulto.
La visita al odontopediatra hay que convertirla en algo divertido y agradable, se le puede contar que va a ver a un amigo o al ayudante del Ratoncito Peréz que le mirará los dientes y se los limpiará. Intentar jugar con el niño a los dentistas en casa antes de llevarlo. Los niños menores de 3 años los padres los acompañan dentro del gabinete pero a partir de los 3 años el niño debe entrar solo en la consulta del odontopediatra para establecer una relación de confianza.